( )
22/7/2014
 
Actualidad educativa
Punto de vista
A pie de aula
Monográficos
Archivo (selección)
Noticias de internet
Visto en la red
Para leer (recomendac.)
Agenda (infantil)
Propuestas didácticas
Programaciones
Dificultades de aprendizaje
Inteligencia emocional
Educación en valores
Explora la ciencia
Asesor legal
Asesor informático
Viajes para profesores
Ofertas de trabajo
Colabora con nosotros
Boletín Profes.net
Postales para enviar
Metabuscador
España sigue sin alcanzar la media de la OCDE
Aurora Campuzano
El último informe PISA demuestra que nuestro sistema educativo mejora, pero no al ritmo esperado. Seguimos estando por debajo de la media de los 65 países analizados.

En todo caso, el análisis de los datos no ha hecho más que comenzar, a pesar de que el documento original cuenta con más de 500 folios y requerirá una lectura sosegada por parte del sector educativo y de los especialistas.

La pregunta es inevitable: ¿Estamos a la altura de un país desarrollado en materia de Educación? Los resultados de esta evaluación internacional, en la que están presentes los más desarrollados del planeta, nos colocan en un ranking que es imposible obviar, aunque siempre se tienen diferentes lecturas. Desde el Ministerio de Educación el mensaje ha sido muy claro: optimismo. Un optimismo auspiciado en varios principios: “Mejoramos veinte puntos en comprensión lectora respecto a 2003- año en el que los resultados fueron devastadores para España- ; obtenemos mejores calificaciones que hace tres años en competencia matemática; y no existen apenas diferencias entre comunidades autónomas”. Es más, los resultados nos sitúan ante la comunidad educativa internacional “como el segundo país más equitativo del mundo”, según las mismas fuentes oficiales.

Para el PP, por el contrario, esos mismos datos no ofrecen ninguna razón para sentirnos orgullosos de nuestro sistema educativo. La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, considera que el Gobierno "no puede sentirse satisfecho de los datos que arroja el informe PISA sobre la comprensión lectora de los estudiantes y ha demandado el establecimiento de un nuevo modelo de evaluación de alumnos y centros que sirva para mejorar el sistema educativo nacional”.

De una u otra forma, la difusión del Informe Pisa (que corresponden en esta ocasión a la evaluación realizada en 2009) cuenta siempre con una enorme repercusión mediática; de hecho se hacen públicos, casi simultáneamente, en todos los países de nuestro entorno.

Y es que PISA (Programme for International Student Assessment o Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos) ofrece resultados globales y niveles de rendimiento de los alumnos de 15 años sobre tres competencias básicas: lectura, matemáticas y ciencias. Es un estudio comparativo que – inevitablemente- establece “confrontación” entre los resultados de países participantes y en algunos casos dentro del propio país. De hecho en esta ocasión la mayoría de las comunidades autónomas se han sometido a una evaluación específica.

¿Comprenden lo que leen?

En esta ocasión el Informe se ha centrado en las competencias adquiridas por los estudiantes en materia de comprensión lectora, aunque también ha actualizado datos correspondientes a matemáticas y ciencias. La muestra española ha estado formada por 910 centros y ha contado con la participación de 27.000 alumnos.

Pero quizá la principal novedad de esta edición haya sido, precisamente, esa participación específica de algunas comunidades autónomas. El informe ofrece datos de catorce de ellas, las que decidieron voluntariamente aumentar la muestra participante. Y los resultados arrojan las primeras diferencias dentro de nuestras fronteras. Aunque el ministerio asegura que esas diferencias han resultado ser mínimas, lo cierto es que Madrid, Castilla León y Cataluña vuelven a situarse a la cabeza en cuanto a resultados e incluso a superar la media de la OCDE. En la parte más baja de la lista, los alumnos de Andalucía, Baleares y Canarias.

En cuanto a los datos globales, a nuestra situación como país, hay una realidad incontestable: España no consigue alcanzar la media de los países desarrollados, a pesar de haber recuperado el bajón de 20 puntos que registró en el informe anterior. Los alumnos españoles de 15 años han obtenido en lectura una media 481 puntos (en 2006, fueron 461), frente a los 493 de la media de la OCDE. Si se analizan los datos desde más atrás, es decir comparándolos con el informe del año 2000, España baja 12 puntos.

La mayoría de los expertos consideran estos resultados como un estancamiento de nuestro sistema educativo, con pocas expectativas de superación. Y hay algunas señales lo demuestran: España sigue contando con muy pocos alumnos en los niveles más altos de resultados (establecidos de unos a seis) ; sólo un 3% de los estudiantes frente al 8% de media de la OCDE. Y en este contexto hay que mencionar el caso Coreano, un auténtico ejemplo de superación: una de las características de su sistema educativo , puesto de manifiesto por los expertos de la OCDE, es su apuesta por la excelencia, esto es, por los alumnos muy brillantes, a los que se intenta reconducir de manera que exploten toda su capacidad.

Otro de los problemas del sistema educativo español es el alto porcentaje de repetidores: tenemos un 36% de alumnos que repite curso, lo que refleja de alguna manera el fracaso escolar, uno de los problemas más graves. Claro que también hay buenas noticias. Y tienen que ver con la igualdad de oportunidades. Los datos PISA nos sitúan en los primeros puestos en cuenta a equidad, de hecho solamente nos adelanta Finlandia en el baremo. Este dato ha sido difundido por el Ministerio de Educación con orgullo. El flamante Secretario de Estado, Mario Bedera, explicaba en rueda de prensa que ”los padres españoles pueden estar seguros de que no hay apenas diferencias entre estudiar en una comunidad autónoma u otra”. Tampoco parecen existir diferencias entre los tipos de centros, públicos o privados, aunque si entre los alumnos de cada centro: “Las mayores desigualdades en las puntuaciones se producen entre alumnos de un mismo centro escolar, habría que preguntarse qué factores influyen en estos resultados”, explica Bedera.

¿Qué dice el sector?

El presidente de la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos y Padres de Familia (Concapa), Luis Carbonel, ha asegurado que el Informe PISA 2009 sitúa a los alumnos españoles en "puestos de absoluta mediocridad" y ha abogado por un "gran cambio educativo". Así, ha subrayado que, pese a que se ha avanzado un "poquito" en comprensión lectora, "después de diez años en el furgón de cola de la OCDE, no ha habido ningún cambio". Por ello, ha señalado que éste debe realizarse "con pacto o sin pacto" y que "no caben soluciones engañosas". Finalmente, ha calificado de "preocupantes" las diferencias entre las distintas comunidades autónomas reflejadas en el Informe PISA, por lo que ha defendido la realización de una "prueba objetiva externa que homologue los conocimientos" de éstas.

Los representantes de los profesores de momento se muestran cautos con los datos. El sindicato CC.OO ha hecho un llamamiento a un uso “responsable y contextualizado de los datos PISA” aunque echa en falta “la participación del profesorado, con su opinión y experiencia, en este tipo de evaluaciones”.

Mientras tanto, y a la espera de cientos de reacciones y análisis que no tardarán en llegar, el PP ha anunciado que someterá a votación en el Congreso una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a poner en marcha, en colaboración con las comunidades autónomas, un nuevo modelo de evaluación que permita, entre otras cosas, combatir el fracaso escolar y elevar el nivel de conocimientos de los escolares.

Más información

Ministerio de Educación
http://www.educacion.es/horizontales/prensa/notas/2010/12/informe-pisa.html
Descargar el informe
http://www.educacion.es/dctm/ministerio/horizontales/prensa/notas/2010/20101207-pisa2009-informe-espanol.pdf?documentId=0901e72b806ea35a

Vídeo relacionado

Comunidad smconectados
¡Que alguien me ayude!
Mensajes entre profes
De segunda mano
¡Gracias profe!
Perlas cultivadas
Hoy NO es noticia...
Reforma educativa
Taller de grafomotricidad